Eglys de la Cruz no puso la bala en la diana en Tokio


Eglys en la posición de tendido.
Eglys en la posición de tendido.

Tras 23 meses sin competencias oficiales por la pandemia de COVID 19, Eglys de la Cruz Farfán no pudo hacer realidad el axioma que siempre la ha precedido en los campos de tiro: donde pone el ojo, pone la bala.

La tiradora espirituana se despide de Tokio 2020 tras finalizar en el puesto 23 de la ronda clasificatoria del rifle tres posiciones a 50 metros, evento que se desarrolló este sábado en el Campo de Tiro de Asaka.

La veterana Eglys, con participación en cinco Juegos Olímpicos tuvo un buen inicio en las primera dos posiciones: de rodilla y tendida, pero muy mala en la de pie, lo cual le costó el cupo clasificatorio para la gran final.

Los números hablan por sí solos. La tiradora yayabera, bronce en Beijing 2008, en la primera ronda de tiros (rodilla) terminó en el sexto escaño, gracias a series de 97, 98, 99 y 99 puntos, para formidable total de 393.

Luego siguió creciendo en la competencia, pues tendida elevó su nota a 394, con tiradas de 99, 98, 98 y 99. Tras computarse las rondas de rodilla y tendida, Eglys, ocupaba el sitial 8 entre competidoras, y con ello, tenía el boleto a la gran final, pero aún le faltaba la posición de pie.

Pero esa le jugó una mala pasada a Eglys. Inició con una desacertada puntería, en una serie inicial donde sólo acumuló 91 puntos, resultados de ocho disparos alejados de la diana, y que incluyó uno, de 8 unidades.

Y como la mejor tiradora de todos los tiempos de Cuba, Eglys sacó experiencia de ese golpe demoledor, con series de 96, 95 y 94. Pero, su reacción fue tardía, y el boleto a la gran final ya se le había escapado.

La rusa Yulia Zykova, ganadora de la prueba,  tiró mil 182 unidades, mientras la octava y última clasificada, la noruega JeanetteHeggDuestad, entró con mil 171 y 65 disparos de 10.

Solo así pudo aventajar a la ocupante de la novena plaza, la china Mengyao Shi, quien logró la misma nota, pero «solo» 57 tiros perfectos.

La espirituana, convertida acá en la segunda cubana con cinco participaciones olímpicas junto a la judoca Driulis González, concluyó con acumulado de mil 163, pero sólo 50 disparos fueron perfectos y dieron en la diana.

En el debut olímpico de Tokio tampoco le fue halagüeño su inicio al no poder acceder a la gran final del rifle de aire a 10 metros y se fue sin medallas en su incursión en esta arma que estuvo precedida por un récord olímpico y tiradas bien altas.

Según el sitio oficial www.olympics.com la medallista de bronce en Beijing 2008, consiguió series de 104.5, 102.4, 103.2, 103.6, 103.8 y 103.0 unidades en el Campo de Tiro de Asaka, para un total de 620.5, lo mejor de una tiradora de Latinoamérica en la justa que convocó a 50 rifleras de todo el mundo. ¿Será éste el adiós definitivo de los campos de tiro de la yayaberaEglys de la Cruz Farfán?


Sin opiniones en esta entrada.

Escriba su comentario

66 − = 59

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.