Cuando San Pablo cambió su dinámica


La vacuna cubana Abdala cambió la dinámica de San Pablo. Fotos: Oscar Alfonso Sosa.
La vacuna cubana Abdala cambió la dinámica de San Pablo. Fotos: Oscar Alfonso Sosa.

Para los habitantes de la comunidad rural de San Pablo, en el municipio de Sancti Spíritus, las últimas jornadas del mes de julio se recordarán como la fecha en que una dinámica diferente y contagiosa cambió la vida cotidiana del caserío.

Y bien lo ratifica Aliagne Luna González, una morena de verbo fácil que vive en el vecindario de más de 480 habitantes.

La comunidad de San Pablo vive de manera diferente las jornadas de vacunación con Abdala.
La comunidad de San Pablo vive de manera diferente las jornadas de vacunación con Abdala.

Pasar de una etapa con decenas de contagiados con la COVID-19 a la luz que trae la inmunización con Abdala, en el propio barrio, con el médico y la enfermera de todos estos tiempos y con el empuje de todos es para sentirse estimulado y esperanzado.

Y lo dice con esa certeza de guajira que afinca bien los pies y la mente.

El joven galeno Carlos Alberto Rodríguez hace de la práctica médica su día a día entre los habitantes de San Pablo.
El joven galeno Carlos Alberto Rodríguez hace de la práctica médica su día a día entre los habitantes de San Pablo.

Y lo revela esa cotidianidad que al igual que en San Pablo, los escenarios espirituanos registran.

La inmunización con Abdala trae luz a los habitantes de San Pablo.
La inmunización con Abdala trae luz a los habitantes de San Pablo.

Bien lo vive el joven galeno Carlos Alberto Rodríguez, a quien le ha tocado desempolvarse pronto del ropaje universitario, para hacer de la práctica médica su día a día entre los habitantes de San Pablo.

La cotidianidad de San Pablo es matizada por la vacunación.
La cotidianidad de San Pablo es matizada por la vacunación.
Con los recursos y esfuerzos de todos la comunidad cumple los protocolos de la vacunación.
Con los recursos y esfuerzos de todos la comunidad cumple los protocolos de la vacunación.

Sin opiniones en esta entrada.

Escriba su comentario

43 − = 37

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.