La apuesta por el cerdo criollo


La mayoría de las reproductoras ya están gestadas. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Cuando en la Empresa Agropecuaria Obdulio Morales se habló de crear cotos porcinos rústicos para fomentar la cría y desarrollo del cerdo criollo, mejorado genéticamente, la idea fue bien recibida.

El polo productivo Seibabo, que comprende áreas desde Yagüey Abajo y Santa Rosa hasta Santa Cruz era el escenario ideal.

En esos parajes, la modalidad de ese tipo de cría porcina es tradición, amparada además por las bondades de grandes palmares y potreros, donde los animales disponen de sustentos alimenticios.

Ya dos de los cotos porcinos funcionan, con decenas de reproductoras, la mayoría gestadas por los machos genéticos.

Bladimir Dávila, director adjunto de la Empresa Agropecuaria Obdulio Morales, precisó que las infraestructuras rústicas de los cotos toman cuerpo y se avanza en el alistamiento de tierras para potenciar la producción de alimentos para los animales.

En áreas rescatadas de las malezas se conforman los cotos porcinos. Foto: Oscar Alfonso Sosa.
Áreas para fomentar la alimentación animal complementan la alimentación de los cerdos, que dispondrán de las bondades de los grandes palmares de la zona. Foto: Oscar Alfonso Sosa.
Los cerdos criollos mejorados genéticamente pueden aportar alimentos en breve tiempo. Foto: Oscar Alfonso Sosa.
Las infraestructuras de los cotos van tomando forma. Foto: Oscar Alfonso Sosa.
Los residuos de cosecha apoyan la alimentación de los cerdos. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Sin opiniones en esta entrada.

Escriba su comentario

3 + 2 =

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.