Muerte súbita al Clásico Mundial de Béisbol


Foto: Internet

La Mayor League Baseball propone “matar” de un tiro en la cabeza al béisbol mundial. La MLB recientemente publicó que la edición del 2021 podría ser cancelada como consecuencia de la paralización de las ligas en Estados Unidos y Japón, informó la cadena deportiva ESPN.

Pero como dice el viejo refrán cubano del dicho al hecho va sólo un trecho, y para nadie es un secreto que estos señores de gorra y spike son los que mandan con su dinero en la decisión que se tendrá que tomar definitivamente, para la cual sólo resta el anuncio oficial.

“El Clásico no es la prioridad en este momento”, se publicó recientemente. Soy del criterio que ante todo hay que cuidar al factor humano, que en este caso es el pelotero, y que no deben realizarse eventos deportivos masivos mientras exista la pandemia del COVID 19, pero de aquí al 2021, año del principal certamen beisbolero del mundo, puede suceder de todo, y en este momento, en mi criterio, es la peor decisión que se podía tomar.

Es verdad que el virus no sólo enferma, sino que mata, y que altera hoy la vida del Planeta Tierra. Pero es una casualidad que mientras en Taipei ya se inició, a puertas cerradas, la liga profesional de béisbol, mientras otros deportes ya reanudaron en el mundo, y se anuncian calendarios a partir de julio de otros, en un diapasón donde los Juegos Olímpicos fueron aplazados para el venidero año, el béisbol vuelva a sufrir un golpe de esta magnitud.

Este es un tiro de gracia al deporte de las bolas y los strikes, una pelota internacional que ya estaba en estado de coma, al sólo contar hoy en el mundo con un torneo de alta calidad como es el Clásico Mundial, disciplina que ya no tiene ni eventos oficiales, sólo los que realizan las categorías pequeñas hasta el sub 23.

La propuesta, casi ya una decisión, viene de un Imperio que también se cree dueño del deporte mundial, verdad de Perogrullo si nos atenemos a que la MLB y la asociación de jugadores de la Gran Carpa, entidades que también gobiernan la complicada y travestida Confederación de Beisbol del Caribe, marginó a Cuba de la Serie del Caribe.

De casualidades y buenas intenciones está plagado el mundo. Mientras los magnates del béisbol norteamericano se preocupan por “el bien y la salud” de los peloteros del resto del mundo, ellos arden en deseos de abrir el calendario de las Grandes Ligas norteamericanas. Y ¿por qué?, no son esos mismos peloteros seres humanos que viven hoy en un país donde la cifra de muertes está a punto de llegar a las 100 mil.

Con el adiós al Clásico también dice adiós la aspiración de millones de aficionados en la Tierra, y junto a ello, la masificación y expansión, y los sueños de que entre como deporte oficial en los Juegos Olímpicos. Claro en este mundo lo que vale es el dinero, y para tenerlo la pelota es un gran negocio.


Sin opiniones en esta entrada.

Escriba su comentario

+ 9 = 13

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.