Huella de África en Trinidad de Cuba


En Trinidad se alzaron los ingenios y a la par florecieron las casas haciendas, varias  de ellas restauradas para devolverles su esplendor. Foto: PL.
En Trinidad se alzaron los ingenios y a la par florecieron las casas haciendas, varias de ellas restauradas para devolverles su esplendor. Foto: PL.

La huella africana está presente este 25 de mayo, Día de África, en la centrosureña villa cubana de Trinidad, Patrimonio Cultural de la Humanidad, donde la esclavitud dejó su impronta con una notable herencia cultural.

Fundada en enero de 1514 por Diego Velázquez de Cuéllar, las tradiciones africanas llegaron a la ciudad para quedarse.

El fenómeno de la esclavitud, vinculado a la época colonial, tiene en Cuba una estrecha relación con la industria azucarera y en Trinidad se alzaron los ingenios y a la par florecieron las casas haciendas, varias de ellas restauradas para devolverles su esplendor.

La actividad azucarera se sustentó en el empleo de esclavos traídos de África, explotados en condiciones infrahumanas por hacendados que se enriquecieron con el sudor y el martirio ajenos.

Hombres, mujeres y niños fueron arrancados a la fuerza de su tierra natal y trasladados hacia la Isla como mera mercancía.

Los esclavos aportaron a la nacionalidad cubana, al traer consigo sus costumbres, voces, rituales, cantos y danzas, junto a la religiosidad propia de la cultura africana.

En el Valle de los Ingenios, declarado en 1988 por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad, junto al centro histórico urbano de Trinidad, se conservan 73 sitios arqueológicos con restos constructivos de las antiguas fábricas azucareras.

Para 1827 el Valle de San Luis o de los Ingenios tenía 56 ingenios y de ahí nació la riqueza que convirtió a Trinidad en una de las ciudades más prósperas de Cuba.

Datos consultados indican que para esa fecha la cifra de esclavos en esta villa cubana ascendía a unos 12 mil, la mayoría llegados de África.

De la presencia africana en la tercera de las siete primeras villas fundadas por los conquistadores españoles en la mayor de las Antillas da fe el Conjunto Folklórico de Trinidad Leyenda Folk, que en sus actuaciones muestra la fuerza y colorido de las ancestrales danzas.

En enero último su director, Renato Arrechea, decía en entrevista exclusiva con Prensa Latina que el conjunto posee un repertorio yoruba, congo, popular y campesino y para ello ‘hay que saber de dónde viene cada cosa, conocer las raíces’.


Sin opiniones en esta entrada.

Escriba su comentario

75 − = 65

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.