El teatro deviene santuario en su día mundial y frente a la Covid-19


El teatro puede convertir el escenario en un templo, afirmó el dramaturgo pakistaní Shahid Nadeem, encargado de emitir hoy las palabras centrales por el Día Internacional del Teatro, en medio de la pandemia de la Covid-19 que azota al mundo.

Las palabras de Nadeem, que serán leídas para los teatristas del mundo y traducidas a varios idiomas, expresan un mensaje de amor y esperanza, e invita a luchar contra la apatía, el letargo, el pesimismo, la avaricia y el desprecio presente en el planeta.

El teatro tiene un papel noble, debe dinamizar y hacer avanzar a la humanidad, ayudarla a levantarse antes que caiga en el abismo, escribió el autor de más de 50 obras, adaptadas muchas a textos del dramaturgo Bertolt Brecht.

Según dijo, se trata de un arte capaz de convertir el espacio de actuación en algo sagrado pues tiene el potencial de transformar la escena en un santuario y ese santuario en un espacio de actuación.

El también productor recordó una antigua tradición en el sur de Asia en la cual los artistas reverencian el escenario antes de pisarlo y, en base al vínculo espiritual y cultural, convocó a recuperar la relación simbiótica entre el artista y el público, el pasado y el futuro.

Debido a la crisis sanitaria internacional producto del coronavirus SARS-Cov-2, la fecha deberá ingeniar nuevas maneras para festejar y no pasar por alto la festividad, que se celebra desde 1961 a partir de una iniciativa del Instituto Internacional del Teatro (IIT).

La compañía española Habana Teatro, formada por egresados de la academia cubana, tomará hoy como escenario los balcones para interpretar canciones y pequeñas actuaciones, y brindar así aliento y fuerza a quienes trabajan sin descanso en tiempos de la Covid-19.

De acuerdo con datos históricos, el dramaturgo francés Jean Cocteau fue el primero en pronunciar el célebre discurso en 1962 y, más tarde, gozaron de ese prestigio otros destacados artistas como el chileno Pablo Neruda y el guatemalteco Miguel Ángel Asturias.

Con un discurso sobre el arte de las tablas y la cultura de paz, el cubano Carlos Celdrán, Premio Nacional de Teatro 2016 y director general de la compañía Argos Teatro, se convirtió en el primer cubano en leer el emblemático mensaje en 2019.


Sin opiniones en esta entrada.

Escriba su comentario

23 + = 25

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.