A pesar del susto en las últimas tres subseries en las que sólo ganaron dos partidos ante siete derrotas, los Gallitos de Irolando Ulloa ganaron el boleto clasificatorio a la gran final del 55 Campeonato Nacional de Béisbol de la categoría 17-18 años, fase en la que estarán enrolados 6 equipos, y que se celebrará en Sancti Spíritus en el venidero mes de abril.

El elenco del Yayabo, con 21 triunfos y 15 derrotas, promedió colectivamente a la ofensiva para 261, sus lanzadores terminaron con efectividad de 2.39, y a la defensa cometieron 68 errores en mil 271 lances para average de 946, con 24 jugadas de doble-play.

Individualmente destacaron con el madero; el receptor YosbelZerquera quien bateó 313, además de pegar 4 cuadrangulares y remolcar 27 carreras.El jardinero Daniel Jesús González lo hizo para 333; y sumó 33 impulsadas.

En la pelota los entendidos siempre han dicho que contar con un excelente staff de lanzadores incide en el 70 por ciento de los triunfos de un equipo. En ese renglón de juego, se puede decir, que incidió el éxito de Los Gallitos, de la categoría 17-18 años.

En el área de los lanzadores sobresalieron por los espirituanos; Luís Dany Morales al acumular 6 victorias y 2 derrotas, promedio de efectividad de 0.99, con 95 ponches propinados, líder de Cuba. El lanzador derecho espirituano  enfrentó a 204 bateadores contrarios, los cuales sólo le conectaron 35 hits para anémico 172 de average.

Edwin Parra (5 y 2) con 4 puntos por juegos salvados, PCL de 3.26, 47 retirados por la vía de los strike. Le secundaronSediel Mendoza que terminó la fase clasificatoria con 3 ganados y 2 perdidos, para promedio de limpias de 0.99; además de José Isaías Grandales quien aportó 4 alegrones en siete presentaciones.

Sancti Spíritus ganó 21 partidos y cedió en 15, para ser el quinto colectivo entre las tres zonas de mejor promedio, antecedidos a nivel de país por Matanzas (29-6), Pinar del Río (21-8), Santiago de Cuba (25-11), y Granma, que terminó la clasificatoria con balance de 22 sonrisas y 14 descalabros.

En los enfrentamientos particulares,  Sancti Spíritus culminó con balance de 10 triunfos y sólo juegos perdidos frente a Ciego de Ávila, mientras frente a Camagüey lo hizo para (6-6)  y Las Tunas jugaron para un adverso (5 y 7).

Para la gran final de la pelota 17-18 años ganaron el boleto, Pinar del Río como puntero del grupo occidental “A” con balance de 21 victorias y 8 derrotas; Matanzas encabezó la llave “B” al acumular 29 ganados y ceder en sólo 6 ocasiones; los espirituanos lideraron el apartado “C” al archivar 21 sonrisas y caer en 15 oportunidades; en tanto Santiago de Cuba se convirtió en el cuarto avanzado directo al sumar 25 y 11.

Finalmente accedieron a la parte conclusiva de la pelota cubana para juveniles los colectivos de Granma (22-14) y Camagüey (20-16), ambos por su condición de mejores segundos puestos a nivel de país.

En sólo tres meses se escucharán en el estadio José Antonio Huelga los maderos y las pelotas, en una final a la que acceden los peloteros espirituanos por segundo año consecutivo. Para entonces se podrá saber si Los Gallitos discuten el título de Cuba.

 

Artículo publicado en: La columna, Noticias, Sancti Spíritus