Orlando Acebey mantiene el mayor promedio de average bate en mano.

Cerró el segundo tercio de la 58 Serie Nacional de la pelota cubana, y Sancti Spíritus, a pesar de varios traspiés en sus finales, se mantiene incólume en el segundo lugar, empero acumular sólo 4 triunfos y seis derrotas en los últimos 10 partidos.

Tras perder las últimas tres subseries de forma consecutivas ante los Leñadores tuneros, los Cachorros holguineros y los Tigres avileños, Los Gallos archivan 25 triunfos y 20 derrotas, y se ubican a 2 partidos de Las Tunas, equipo que fue barrido por Industriales, pero se mantiene de líder,  al acumular 27 sonrisas y 18 descalabros.

Echemos un vistazo a cómo han jugado los ahijados del campeón olímpico José Raúl Delgado. En la primera fase de la segunda vuelta de esta 58 Serie Nacional de Béisbol el staff de lanzadores trabajó para 3.84 pcl, el bateo lo hizo para 291, mientras la defensa, fue la de más pálido desempeño con 974.

En ese primer tercio Sancti Spíritus fue el segundo equipo que más ganó, con 9 y 6, secundando a Las Tunas (10-5), tras vencer en tres subseries de cinco, y cerrar con 16-14, segmento donde no sufrió barrida de ningún rival.

Su pitcheo fue su renglón de juego más sobresaliente, al trabajar para 3.84 pcl, superado sólo por Villa Clara. Destaque en lo individual para el refuerzo camagüeyano Yariel Rodríguez, así como para Yuén Socarrás, Pedro Alvarez, Alberto Biset y los relevos de José Angel García y Yanieski Duardo.

Bate en mano Los Gallos promediaron para 291, con destaque individual de Orlando Acebey, eficiente como hombre proa en la alineación, al promediar en la segunda fase para 493, con 11 anotadas e igual cantidad de impulsadas; Yunier Mendoza (323, seis anotadas, ocho impulsadas); Frederich Cepeda, inmenso en el Latino (275, once anotadas y 11 impulsadas, cinco jonrones), y el refuerzo Dayán García, muy oportuno porque con 284 de average acumuló 11 impulsadas, la mayoría en momentos claves.

Estabilidad en su rendimiento reafirma a los espirituanos con opciones reales de llegar a la fiesta grande de los play offs. En este segundo tercio que recién terminó, su bateo resultó significativo al aumentar 10 puntos, ya que de 291 ascendió a 301, sólo superados por la ofensiva de Industriales, 315; Las Tunas, 311 y Holguín, 304. Ello demuestra el alza ofensiva que se vive en el pasatiempo nacional de todos los cubanos.

Las derrotas sufridas por Los Gallos en sus últimos pareos individuales llegaron a preocupar a la fanaticada, pero a pesar de ello, “flotan” en la tabla de posiciones, y mantienen el cuartico del segundo escaño igualito.

Dos Gallos llevan la voz cantante bate en mano. Orlando Acebey mantiene su rendimiento al promediar 388, el de mayor average en el conjunto, además de liderar los hits, con 119, y ser segundo en carreras impulsadas, con un total de 44.

Cepeda “el Gallo mayor”  en cada partido rinde más, al presentar promedio de bateo de 361, con 13 cuadrangulares, a cinco de la cifra de 300 en series nacionales, además de compilar 14 dobles, un triple, y 38 carreras impulsadas.

Yunier  “la Regadera” Mendoza lleva 104 hits, segundo en el elenco yayabero, y presenta average de 339, con 49 carreras empujadas al home plate, líder en este renglón de juego.

Dayán  García, el refuerzo de Artemisa vistiendo las franelas espirituanas le ha rendido a la confianza que depositó en él el manager José Raúl Delgado. Su 325 de promedio habla de la importancia de su bateo, cumpliendo con creces su función de cuarto madero, con 41 hits en 12 veces al bate, y 24 carreras impulsadas en momentos decisivos de los partidos.

Otro que reafirma su valía, es Yoandi Baguet, convertido en el mejor bateador emergente de la pelota cubana, al llevar de 18-10 y astronómico promedio de 556, un slugging de 661, un OBP de 551 y un OPS de mil 161.

A pesar de elevar su promedio porcentual de 3.84 a 3.88 en la segunda fase, mención aparte merece el staff de lanzadores con ascenso colectivo e individual en su rendimiento. Yuen Socarrás lleva 8 triunfos y siete descalabros, trabaja para 3.21 pcl y los contrarios sólo le promedian 245.

Pedro Álvarez resulta la sensación en esta segunda vuelta al acumular 5 triunfos y sólo un fracaso, y acumula (8-3), los contarios le batean 261, pero en sus ansias de “cruzar” y ponchar con su recta le han sacado 7 pelotas fuera de los estadios, además de soportar 16 biangulares.

Los refuerzos cumplen un papel de lujo. Yariel Rodríguez, acumula cuatro victorias y una derrota; Alberto Bisset (2-1) y José Ángel García (1-3), pero en su función de apagafuegos se reafirma como el mejor de Cuba, con seis salvados.

La defensa sí necesita un vuelco total, a pesar de mantenerse en la media del país, con 971, descendieron tres puntos en esta segunda vuelta. En lo individual y de forma negativa sobresalen Daviel Gómez, con 16 marfiladas, así como Rodolexis Moreno y Acebey, ambos con 11, mientras el receptor Yunior Ibarra presenta una merma defensiva tras el home plate llamativa, con 20 pasball, y un ascenso en robos de bases permitidos, con 20 mientras captura a 27.

Este miércoles inicia la tercera y definita última fase de cara a los play offs, y Sancti Spíritus recibe en sus predios del estadio José Antonio Huelga a Holguín, equipo de cuidado, al ser el que mejor terminó con 8 sonrisas y sólo dos derrotas. Llegar a los play offs es sólo cuestión de tiempo, lo importante es que estos Gallos están dejando alma y corazón en el terreno, y cuando un equipo juega así, merece la victoria.

 

Artículo publicado en: La columna, Noticias, Sancti Spíritus