Sancti Spíritus y toda Cuba recuerda a su máximo líder Fidel Castro a dos años de su partida física a la historia. Hace 50 años, un 28 de julio de 1968, el deporte y la pelota unieron a Fidel con el pueblo de Meneses, en Yaguajay.

Nadie imaginaba que aquel domingo se convertiría en memorable para el territorio, pero la antesala de la final del campeonato de béisbol de segunda categoría, entre los equipos de Las Delicias y Dalia, pasó a la historia por la presencia del líder de la Revolución.

El pueblo en masas, y los peloteros  de Perea, unos con trajes, otros con tenis, otros descalzos, se dirigían hacia la localidad de La Dalia, lugar donde se desarrollaría el encuentro, y entre chistes pícaros de sabor cubano el transporte que utilizaban fue rebasado por varios GAZ-69, popularmente conocidos como jeeps rusos.

La sorpresa fue mayúscula cuando la caravana se detuvo y se produjo un primer diálogo con Fidel, quien luego de conocer el punto de destino les solicitó que lo esperaran en el estadio. Incrédulos, guajiros y pueblo, siguieron su viaje hacia Las Dalias; allí los esperaba el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Ese día  juega un partido donde parte el bate que aún permanece como constancia de esta suerte de obsequio de la historia. Los dejamos a continuación con el reportaje que realizara Joaquín Gómez a varios de los guajiros de ese terruño que tuvieron el honor de enfrentar bate y pelota mediante al Comandante en Jefe Fidel Castro.

 

 

Artículo publicado en: Noticias, Sancti Spíritus