Bruno Rodríguez, Cuba, Guatemala, brigada médica

Bruno Rodríguez resaltó que esta es una misión de tradición e historia. Foto: PL.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, compartió anécdotas y experiencias con colaboradores de la Brigada Médica de la Isla en Guatemala, que recientemente cumplió 20 años al servicio de las poblaciones más humildes de ese país.

Rodríguez resaltó que esta es una misión de tradición e historia, al rememorar la llegada de los primeros galenos a solo pocos días del azote del huracán Mitch, el cual dejó una estela de muerte y destrucción a su paso por la tierra del Quetzal.

Yuri Batista, coordinador de la Brigada (BMC), precisó que en estas dos décadas han prestado servicios nueve mil 260 profesionales de la salud, y en la actualidad suman 420, ubicados en 16 de los 22 departamentos guatemaltecos y en los lugares más apartados de la geografía nacional.

Batista narró que atienden una población mayoritariamente indígena y privada durante años de servicios médicos, de ahí el alto impacto de esta labor y el cariño que a diario reciben de sus pacientes, así como el reconocimiento de las autoridades de las áreas sanitarias y del Ministerio de salud de Guatemala.

Entre los momentos más gratificantes se recordó la atención brindada a los damnificados por la reciente erupción del volcán de Fuego en el sureño departamento de Escuintla, donde el colectivo que labora allí asistió desde el primer momento a los pobladores evacuados.

Por la modestia que los caracteriza, ellos no lo dicen, pero junto a un refuerzo de otros 20 médicos con experiencia en el manejo de desastre, se mantuvieron en los albergues las 24 horas y sin afectar sus responsabilidades en el hospital y las áreas de salud de la comunidad, recordó la doctora Marisol Noa, quien integró ese equipo multidisciplinario.

Noa, jefa de la Operación Milagro a nivel nacional, aportó cifras que demuestran el humanismo de un programa gratuito cubano-venezolano contra la ceguera, el cual desde 2004 está a disposición de personas con escasos recursos para restablecer su visión.

‘En 12 años de presencia y la apertura de cuatro centros oftalmológicos, se han intervenido quirúrgicamente 193 mil 283 guatemaltecos y de otros países fronterizos como El Salvador, México y Belice’, precisó.

‘Estar celebrando el 20 aniversario de esta Brigada y escuchar hoy esos datos impactantes, demuestran el estoicismo y la entrega de nuestras misiones médicas por el mundo’, afirmó por su parte el Ministro de Relaciones Exteriores, al hacer un repaso de otras experiencias, desde Argelia -en los inicios-, hasta Brasil, Paquistán y Haití.

Rodríguez aseguró que la memoria más reciente que hay de Cuba en el mundo, además del legado del Comandante Fidel Castro y de Raúl, es la historia de las misiones de salud.

Un testimonio que escuchó a través de un celular de parte del guatemalteco Carlos Ramírez, padre de un joven de 23 años, quien se vio obligado a dejar su carrera en la Universidad al ser diagnosticado de catarata bilateral y hoy, después de su intervención quirúrgica, ve perfectamente de ambos ojos.

‘Estamos muy agradecidos con ustedes, con esa generación de médicos que le dan el todo por el todo a la Humanidad… Que el señor los bendiga, les de salud, sabiduría y entendimiento para seguir haciendo esta obra maravillosa en la vida de tantas personas…

‘Cuba es un pedacito de tierra en el corazón del mundo pero con una gran generosidad en todos los que habitan en ella, les estamos súper agradecidos’, reiteró Ramírez, uno de los tantos hijos de la tierra del Quetzal que aprendieron a amar a la Mayor de las Antillas.

Artículo publicado en: Cuba, Noticias