Padres y otros familiares colocaron en el cuello de los pequeños de primer grado la pañoleta azul. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Padres y otros familiares colocaron en el cuello de los pequeños de primer grado la pañoleta azul. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Es día de luz, día de recordación, jornada de homenaje, desde el alma de los más pequeños, en cada escuela primaria, en cada familia, en cada rincón de la Isla grande.

Los estudiantes de primer grado recibieron de manos de pioneros y familiares las pañoletas azules que los distinguen como pioneros Moncadistas.

Y después de la ceremonia, el homenaje a los mártires de cada centro estudiantil y al maestro mayor, a nuestro José Martí. Y la recordación eterna al Guerrillero Heroico, Ernesto Ché Guevara.

Como cada ocho de octubre, fue la fiesta grande de las pañoletas azules.

Padres y otros familiares colocaron en el cuello de los pequeños de primer grado la pañoleta azul. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Padres y otros familiares colocaron en el cuello de los pequeños de primer grado la pañoleta azul. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

El homenaje a Martí, de manos de los más pioneros de primer grado, se reiteró en cada centro estudiantil. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

El homenaje a Martí, de manos de los más pioneros de primer grado, se reiteró en cada centro estudiantil. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Los pioneros de primer grado muestran la alegría de portar desde hoy, sus pañoletas azules. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Los pioneros de primer grado muestran la alegría de portar desde hoy, sus pañoletas azules. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Vista de la ceremonia donde los alumnos de primer grado recibieron sus pañoletas azules. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

Vista de la ceremonia donde los alumnos de primer grado recibieron sus pañoletas azules. Foto: Oscar Alfonso Sosa.

 

 

 

Artículo publicado en: Destacado, Fotorreportaje