La presencia del perjudicial caracol gigante africano (Lissachatina fulica) en lugares de la ciudad de Cabaiguán, en esta central provincia cubana, fue confirmada y se combate hoy, aseguran especialistas del Departamento de Sanidad Vegetal del territorio.

 La doctora Yurien Negrín, vicedirectora de Epidemiología en el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, dijo a la prensa que se trabaja en el control y saneamiento del área al tratarse de una especie dañina para la salud y los cultivos.

Se conoció que muestras del molusco fueron enviadas al Instituto Nacional de Sanidad Vegetal para su estudio.

Recientemente también se detectó su presencia en la vecina localidad de Placetas, territorio villaclareño, lo que según los expertos demuestra que se expande en esta zona cubana.

El caracol, de hermosos colores, por su condición hermafrodita posibilita la capacidad de generar óvulos y espermatozoides simultáneamente, entierra los huevos a unos 30 centímetros de la superficie y los ejemplares llegan a tener una longitud similar a la cifra mencionada. Según estudiosos del Laboratorio de Malacología del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), este caracol es considerado la especie de molusco terrestre más invasiva a nivel mundial y puede actuar como plaga de cultivos y vector de enfermedades.

De acuerdo con la bibliografía su presencia en América del Sur y las Antillas aparece a partir de 1980 mientras que en Estados Unidos se detectó en Florida por primera vez en 1966.

Su introducción en el área americana es asociada fundamentalmente al comercio de plantas y alimentos, en donde puede viajar sin ser descubierta, aunque parece también estar debida a su posible uso en actividades religiosas de origen africano.

Artículo publicado en: Sugerencia