Croacia hizo historia frente al creador del fútbol. Foto: PL

Una combativa Croacia remontó ante Inglaterra y la derrotó 2-1, en la segunda semifinal de la Copa Mundial de fútbol Rusia-2018, extendida al tiempo extra.

Ivan Perisic empató de manera provisional el partido a los 68 minutos y Mario Madzukic (108) sentenció el duelo en el estadio moscovita de Luzhnikí. Por los ingleses perforó las redes de tiro libre Kieran Trippier (m. cinco).

Apenas comenzado el partido, Trippier cobró de manera espectacular un falta para superar la barrera por arriba y entrar muy cerca de la escuadra croata.

Los ingleses dominaron la primera mitad y crearon más opciones para ampliar el marcador frente a un rival, que necesitó de tiempo para reaccionar y tomar las riendas de un encuentro muy disputado.

Ya en la parte complementaria, Perisic empató el encuentro a los 68 minutos al aprovechar un centro desde la derecha Sime Vrsaljko, el delantero croata ganó la partida a Kyle Walker y remató levantando una pierna para batir al guardameta Jordan Pickford.

Cuando todo apuntaba a la definición desde la lotería de los penales, Perisic colgó la pelota en el área con la cabeza y Madzukic recibió el balón en la frontal para sacar un disparo cruzado con potencia y superar a Pickford.

Croacia, en su primera final de un Mundial de fútbol, disputará el título el domingo con Francia, triunfadora el martes 1-0 ante Bélgica, en la primera semifinal.

Artículo publicado en: Internacional, Noticias