Con un reconocimiento al eterno líder de la Revolución, Fidel Castro, y a su incansable labor en pos del desarrollo informático de Cuba, comenzó hoy aquí la Feria Tecnológica La Guayabera 5.0, cita muy esperada y de gran aceptación para los habitantes de esta ciudad.

Melchor Gil Morell, rector fundador de la Universidad de Ciencias Informáticas, recordó durante la jornada  que Fidel fue la principal figura que fomentó la extensión del desarrollo tecnológico a la población, principalmente a los jóvenes, con la creación de los Joven Club de Computación y Electrónica y de los diferentes programas audiovisuales con fines educativos en las escuelas.

Nuestro Comandante en Jefe fue además quien defendió la necesidad de poner la informática en función de las distintas ramas económicas y el creador de una universidad de nuevo tipo que fuera capaz de desarrollar softwares y productos informáticos para Cuba y para otros países latinoamericanos, señaló.

A pesar de los obstáculos, y luego de ocho meses de desarrollo, la primera computadora cubana se terminó el 18 de abril de 1970 y estuvo a la altura de las más avanzadas de su época en el mundo, relató en su conferencia Gil Morell, quien agregó que ese logro fue posible gracias a la iniciativa, confianza y permanente aliento de Fidel.

Al dar la bienvenida a los participantes en el encuentro que sesionará hasta el día 19, Carlo Figueroa, director de la Casa de la Guayabera, ratificó que este es un evento que facilita el diálogo entre el arte y las telecomunicaciones y la informática, sobre todo si se tienen en cuenta las particularidades del mundo contemporáneo donde las tecnologías están presentes en todos los ámbitos de la vida.

La Guayabera 5.0 está auspiciada también por la Oficina Territorial del Ministerio de las Comunicaciones en Sancti Spíritus y además de la expoventa de libros y artesanías, las presentaciones musicales y teatrales, prevé la realización de paneles, conferencias y talleres.

Entre las entidades que están presentes en la feria figuran los Joven Club de Computación con sus servicios de desarrollo de software y el proyecto La Mochila, las empresas de Telecomunicaciones de Cuba y Correos de Cuba, Radio Cuba y la división territorial de Desoft.

Artículo publicado en: Sancti Spíritus