presa-zaza-cortinaCon su impresionante cortina de tres mil 300 metros de largo y 40 metros de altura al descubierto y sus entregas restringidas, la situación actual de la presa Zaza, la mayor de Cuba, es hoy uno de los rostros más visibles de los estragos causados por la fuerte sequía.

La escasez de escurrimientos significativos desde hace varios años en la segunda cuenca hidrográfica más importante de la Isla, conllevaron a que la Zaza, embalse ubicado en la provincia de Sancti Spíritus y que posee una capacidad operacional de mil 020 millones de metros cúbicos de agua, muestre en la actualidad niveles alarmantes.

Tras contabilizar a mediados de mayo un registro de 110.644 millones de metros cúbicos del líquido, el menor de las últimas tres décadas y que iguala el segundo más bajo desde su construcción a inicios de 1970, las estadísticas de la represa continúan en números rojos.

Pese a las lluvias más recientes –con acumulados significativos en varias localidades de la región central del país-, el acuatorio cuyas reservas del recurso natural son vitales para diversos programas estratégicos, como el cultivo del arroz, apenas retiene en estos momentos unos 112 millones de metros cúbicos, el 11 por ciento de su capacidad.

Otro dato aportado a la prensa espirituana por la Delegación Provincial de Recursos Hidráulicos en el territorio arroja luces sobre el impacto de este fenómeno que mantiene afectados a miles de espirituanos: desde el siete de noviembre del 2013 por el aliviadero de seis compuertas, obra principal por donde se evacúa el agua, no se vierte líquido.

Ante tal panorama, ya se limitaron las entregas al centro de alevinaje de la Acuicultura y a la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, segunda productora de arroz de la nación que solo pudo plantar en la campaña de frío nueve mil 700 hectáreas del cereal; mientras, se elevaron las capturas de especies de agua dulce y la limpieza de varias de las áreas de la presa.

Catalogada como una obra vital dentro del programa de desarrollo hidráulico ideado por el Comandante en Jefe Fidel Castro, la Zaza abarca 11 mil 350 hectáreas y se alimenta del río de igual nombre, del Cayajaná, del Tuinucú y del Yayabo.

Artículo publicado en: Destacado, Sancti Spíritus