La distinción Al servicio de la vida, del Hospital General Camilo Cienfuegos, de esta ciudad, fue conferida hoy a dos personalidades vinculadas al sector de la salud y al quehacer de la provincia de Sancti Spíritus durante varios años.

Joaquín Bernal Camero, quien fuera primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la otrora región y actual  territorio espirituano, fue uno de los agasajados en el acto celebrado en la institución sanitaria para saludar el aniversario 30 de su inauguración por el Comandante en Jefe, Fidel Castro.

Compartió ese reconocimiento el doctor Jehová Oramas Díaz, el primer decano de la Facultad de Ciencias Médicas en la demarcación, centro inaugurado también por Fidel -al igual que el hospital- el 27 de julio de 1986, en el contexto de la celebración nacional por la efeméride del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

La distinción Al servicio de la vida se confiere anualmente en una jornada científica de igual nombre para reconocer a profesionales, trabajadores de la salud y personalidades con  destacada contribución a la salud pública, y en esta ocasión se otorgó de manera extraordinaria a propuesta del Consejo Científico del Camilo Cienfuegos.

En la ceremonia, celebrada en el contexto en las actividades por el 26 de Julio, cuyo acto nacional acontecerá este año y por segunda vez en Sancti Spíritus, se reconoció además a los fundadores del mayor centro asistencial de la Atención Secundaria de Salud en la provincia.

De igual manera se rindió homenaje póstumo a un grupo de médicos y otros trabajadores que durante varios años dedicaron sus esfuerzos al desarrollo de la medicina en la instalación hospitalaria.

El doctor Manuel Rivero Abella, director del Camilo Cienfuegos, al resumir el acto detalló las principales acciones desarrolladas en saludo a los 30 años del hospital, entre ellas, el incremento de las intervenciones quirúrgicas que eliminó la lista de espera, y la apertura de consultas especializadas en Medicina Interna y Nefrología.

Esta institución, aseguró finalmente, posee una hermosa historia, que las nuevas generaciones tienen la obligación de mantener y enaltecer con el día a día; esa es nuestra tarea en estos momentos para recordar al fundador de este centro y satisfacer las necesidades de atención médica de la población, aseveró Rivero Abella.

Artículo publicado en: 26 de Julio, Sancti Spíritus